jueves, 11 de septiembre de 2008

Realidad

mueves el peon o lo muevo yo

Hoy volví a la cocina central de la T4, después de un mes bailando por las zonas subterraneas del aeropuerto, o sea zona ARS, después de disfrutar la compañía de gente maja, vuelvo hacia arriba, con los que han sido compañeros mios algunos durante la colección de días desde julio del 2006 hasta ahora.
He conocido gente este verano que han sido geniales, entre ellos Vidal y Guille, dos rockeros madrileños que invierten su tiempo en coleccionar sueños e ideas, en un grupo que poco a poco se hará hueco en los festivales españoles,
Myspace.com/themelocotons ---para más información.
Pues si la idea que rompiera la monotonía de inventar historias ficticias, fue de mi compañero Pablo, que me invitó a contar historias reales, aunque siempre podré inventar, que es lo que más me fascina e ilusiona.
Suena Bob Dylan, alguna de los sesenta, para relajar la cabeza, actuando con el saber que mañana tengo otro día para encontrarme con clientes, la mayoría españoles, que vendrán a comer chipirones, pollo, macarrones, butifarra, etc, acompañadas de nuestras queridisimas patatas panaderas, y verduras.
Creo que la estancia mensual que viví entre agosto y septiembre en el Ars tiene que darme la tranquilidad mañana para afrontar el nuevo reto, "El plaza mayor", paellas, cogollos con salmón, entremeses, y ensaladas junto a pudding y manzanas asadas, me esperan, y mis manos conscientes de que en su manejo encontrarán la imperfecta perfección.
Para que escribir más sobre la alimentación, debo dar paso a decir que hoy además del partido de futbol que han ganao 4 a 0, ya podrán contra Armenia, lo demás que ha dado la noche, ha sido realmente poco, bajar unos temas de la Velvet Underground, y escuchar debates caseros, poco más en el día de hoy.
mañana más y mejor
salut

1 comentario:

cerillasGaribaldi dijo...

Me gusta la realidad.
No se si me volveré loco entre tus vidas paralelas.
Saludos, Ignacio