jueves, 24 de abril de 2008

La noche del white album

Smile ya estaba lejos de nosotros, y Marta había desaparecido por completo, se fue a Barcelona a estudiar economías, y había dejado a Javier, mantenía esperanzas a veces de volver con ella, de poder revivir nuestro pasado y seguir bailando de la misma manera que lo solíamos hacer.
Ella, ahora era más de Décima Victima y de Derribos Arias, yo era menos punki, y mas popero, iba a los conciertos de Nacha Pop y de los Secretos, había dejado de oir a los Paralisis Permanente la misma noche que me enteré que Eduardo había muerto. Un golpe para los que salíamos y queríamos a este chico, que valía mas que muchos, en aquella época. Nunca pensé que moriría tan pronto, a partir de ahí la cosa cambió y conocí a una chica de Leon, que estudiaba Historia en la complutense, la vi en una fiesta y me lancé hacia ella, en busca de mas que palabras, conocer fue lo que quise hacer, pero en profundidad.
Se llamaba Laura, y le gustaban Tequila, Radio Futura, Décima Vctima, y Alphaville, me llevó a la sala Jardín, y al Marqueé a disfrutar de una velada poética con un fondo de pintura que ella había pintado, una joya más de su colección vanguardista, guardada como oro en paño, en su ático aterciopelado de sus pinturas más íntimas. Me llevó a su casa, y estrenamos su nuevo sofá que había comprado y que le habían traido en la misma tarde, apurada en llegar a la fiesta ni lo probó, todavía en plástico, cogí educadamente, pedí permiso y me senté, nos tomamos un brandy, y ella pinchó en el tocata, una de los zombies, "Groelandia" luego siguió poniendo una de los secretos, otra de Mecano, Alphaville, Pegamoides, Mamá, y Loquillo y Trogloditas, yo saqué de la funda de oro, unos discos interesantes, que había cerca.
L- Ah, esos ... nunca los oí
J- son interesantes Laura
L- son de mi hermano, pero nunca los escuché
J- Dejame ponerlos

Los saqué y eran white album, de The Beatles, Wave de Jobim, Morrison Hotel de The Doors, un recopilatorio de los Rolling Stones, uno de The Clash

y pinché el de The Beatles, ella lloraba, escuchando Julia, el homenaje de John a su madre, se refugiaba en mi pecho, y quería bailar lentamente esas canciones, era la primera vez que bailaba con una chica una canción lenta, me contó la historia que cuando John Lennon, compuso esa canción, su abuela llamada Julia, se había muerto, no tenía palabras, en silencio dejé que ella bailase y derramara sus lagrimas en mi torso desnudo.
Esa noche no hicimos nada, me di cuenta que me estaba pillando por alguien, quizá fue mi culpa de insistir tanto a la hora de poner el white album, quizá mi vida se podría partir tarde o temprano por la puta mili obligatoria, algo que mis dioptrias me salvaron, y no fui, tuve suerte.
mi vida no se partió, y aquella fiesta en "El Penta", pudo cambiarme mi vida totalmente, había aparecido Laura, esta vez por la puerta de delante, acabó el white album, y sin saber porqué cuando ya me estaba yendo, me llamó, me besó y me dijo que me quedara esa noche con ella, dormimos juntos y amanecimos en un 22 de junio del 83 soleado.

2 comentarios:

Ectoplasmic Psychobitch dijo...

¡Quiero más! está quedando realmente bien, en serio. Lástima que "Smile" tenga que irse... :P

Quizá algún día vuelva...¿no? sería divertido...jejeje

Es bromita, no quiero protagonismo ni cosas así.

Espero impaciente la continuación.

Muaks!



Smile

tesa arranz dijo...

Yo también quiero más.TESA