miércoles, 23 de abril de 2008

En el Rastro, Pau y Smile

Había perdido a Marta, inconsciente de lo que había dejado escapar, seguí teniendo contacto con ella, aunque cada vez menos, seguía con el tal Javier, ese que había tenido un grupo sin mucha tirada comercial en Valladolid, algunos bares y poco más, un concierto de telonero de los kk de Luxe en Madrid y un adiós defintivo, una puerta cerrada a la música. En Marta encontró un jardín delicioso, y a ella le gustaba ser una rosa perdida entre tantas juntas.
Jaime, se había ido a vivir con su novia Laura, a Tribunal, y yo seguía bajando a los bares de siempre en busca de algo o alguien que apareciera de repente.
Estaba solo, y Pau, me llevó a un viaje innolvidable, a Londres, allí conocí a gente increible, un tuteo on personalidades importantes entre las que se encontraba Steve stranger o Debbie de Blondie, Pau, conocía a n primo de Steve y empecé a escuchar cosas de Visage, blondie ya lo tenía bastante escuchado, estuvimos seis dás comiendo arroz, judías y pescado, mucho fish and chips, a un concierto de los Jam, y una conversación con Joe Strummers y Paul Simmons, sobre chicas españolas, y las playas del sur.
Demasiado cool paseaba en pasarelas de garitos nocturnos, llegamos a Abbey Road, me quedé parado frente al cruce de cebra. solo habían pasado dos años de la muerte de John Lennon, y me entró una sensacón de paz interior, demasiada paz, se me estaba olvidando Marta.
Aun asi llegué a Madrid con un regalo de un disco de Led Zepelln, se que le haría ilusión, mi preferido era el cuarto. Llegué con el disco en la mano, hacia su casa, y sus padres me dijeron que no vivía allí, que se había marchado a Ventas a vivir, cerca de mi casa, quizá me rayaba que fuera a vivir allí, en Manuel de Becerra exactamente, se había ido con Javier, aunque pense en un primer momento que era para joderme a mi, luego pensé que si me quisira olvidar, lo hubiera hecho, marchandose a otro lugar y no al mismo barrio, cerca de Prospe, donde siempre estaba yo, alí en el Ateneo. Total, que guardé el disco para alguna ocasión que pudieramos vernos.

Pau conocio a "smile" en el rastro de Madrd, fue a comprar unas cosas de ferreteria a un puesto que llevaba una chica especial, con una sonrisa, emitía confianza, quizá su truco para vender, llevaba un par de pendientes y una camiseta de los Ramones, unas mejillas coloreadas, y unos labios pintados púrpura, su padre la tenía allí en el puesto, siempre al lado había gente que le hacía compañía, pero nunca hubo un chico, que tuviera más que palabras con ella.
Pau solo dijo
P- hola, me gustaría comprar unas tuercas
S- de que tamaño
P- no se, son para este tornillo.

Pau tocó la mano fría, como cuando tocas el hielo, y la apartas, pero no la apartó, al pagar fue como una reacción enérgica, un flash, algo diferente.
P- te gustan los Ramones
S- si!
P- que bien,
S- a ti también te gustan
P- ¿A qué hora cierras?
S- 2, pero... ¿por qué?
P- te veo a las dos, aqui mismo

Curiosa situación, Smile, se preguntaría toda la santa mañana el porqué de lo que había pasado, pasaron las horas y siguió vendiendo tuercas, tornillos, baterías, herramientas, etc.
Smile comentaba a Susana

Su- te espro para comer
Sm- no, no me esperes hoy, quedé
Su-vale, ¿con quién?
Sm- con un chico de esta mañana
Su- y es guapo
Sm- más bien, es interesante, tiene algo
Su- ya me lo presentarás
Sm- ya veré.
Su- cabrona, no te fías de mi
Sm- en esta vida no me fio de nadie, solo de mi y de lo que pueda pasar

Pau llegó después de que Susana se fuera, y llevaba bajo el brazo un single de los Ramones,en el que venía I don´t care, hablaron durante horas, y la ciudad fue dejando que se fuera el sol a dormir.
En la sala Carolina, tocaban los Pegamoides, y yo allí había quedado con Pau, y una amiga holandesa, Pau sabiendo que había lio entre ella y yo, se trajo su última perla, la chica del rastro, Smile, disfrutamos del concierto y luego fuimos a la sala Sol, bailamos toda la noche, mientras Pau intentaba ligar con Smile, yo estaba perdido en los labios de mi querida Rachel, la noche iba terminando, y el lunes venía con lluvia tormentosa, acabamos en casa de Pau, escondiendonos de la lluvia, y Smile, acabando en los brazos de Pau.
Ella no volvió al rastro de Madrid, sus padres se habían separado y ella partía lejos de Madrid, hacia Mallorca, en un vuelo directo, algo predestinado.
A Pau, no le dio tiempo a enamorarse y se olvidó rapido de ella,aun asi yo todavia la recuerdo como bailaba en "EL SOL"

1 comentario:

ectoplasmic dijo...

Sigue así que te está quedando genial. Me encanta :)
Últimamente hablar contigo hace que aparezca mi inspiración, al final te "contrataré" como muso... :P

Muuuaks!

"Smile"