viernes, 16 de mayo de 2008

Por Barcelona de viaje de novios

"La noche de bodas, y la primera sin nuestro Pau, en casa de mis padres, quizá era coincidencia que Pau, y yo completaramos con nuestros nombres, el de Sartre, Jean Paul, mi padre escribía a veces cosas del escritor francés, él siempre quiso llamarme Jean Paul, pero se quedó en Jean.
La noche estaba perfectamente, estuvimos en un hotel en la Ciudad Condal, Barcelona, había sido nuestro destino, lugar el cual siempre Pau me hablaba con bastante alegría, ciudad fiestera con ambientes distintos.
Por aquella época, Barcelona preparaba sus juegos olimpicos, el estadio olímpico estaba en construcción, y solo quedaban dos años y poco para que la llama olímpica quedara en su antorcha para iluminar la ciudad de Barcelona.
Laura transformó toda esa emoción en coloresmuy vistosos, y me besaba cada vez que quería hablar, fue una de las mejores noches de mi vida, pero ya echaba en falta a Pau, que era la primera luna que no cerraba sus ojos, al calor del flexo de nuestra casa en Piramides.
Había una serie de conciertos en Sarriá, donde tocaban Guns n´roses, fuimos a verlos, y después a una serie de artistas, Dinarama, Radio Futura y Mecano, cerrando el día siguiente un grupo aragonés llamado Héroes del Silencio, que me encantó, a partir de ahí empecé a seguirlos con más normalidad, y los vi en la sala Caracol, unas cuantas veces más.
Era el final de los grupos de la "Movida", que todavía resistían ante una época que iba hacia la decadencia en el termino pop español, que en el futuro se levantaría a base de volver a renacer grupos antiguos, para que el ibericpop, siguiera una linea, con grupos que buscarían el mismo objetivo, triunfar fácil y hacer poco.
Volví a escuchar el rock, nada más mi llegada a Madrid, me puse las pilas con grupos españoles, y buscaba en la redacción de televisión española, peliculas de 8 mm, pero poco encontré quizá una película en la que salían los Burning y algunas cosillas de grupos tipo los tigres, o Pegamoides, absurda busqueda que no sirvió, solo para recordar que bonita era esa época, y que difícil lo que venía por delante, el ocaso.
Smile nos recibió en su casa de Barcelona, cuando volvió de la compañía de teatro, para empezar en la Diagonal, 8 horas en una cafetería y cuatro más en la "Escalera",una fundación de teatro para niños con deficiencia mental. Nos enseñó su piso, y nos invitó al teatro, para que vieramos uno de los ensayos, y la obra entera.
Cuando quedaban dos días lleve a Smile, al San Joan, de Sabadell, para reencontrarnos siete años después con Pau, ya no quedaban flores, ni nada, me enteré que el padre de éste había fallecido a finales de los 80 y que la madre se había marchado con la hermana mayor de Pau, a Íbiza, por lo que Pau, se sentia igual que la cancion de The Beatles, Eleanor Rigby, sola, como acabó cuando se pinchó su ultima dosis.
Nos fuimos apenados, y allí dejamos o que quedaba de su cuerpo, nos despedimos de Smile, guardando una relación que seguiría siendo positiva, se había hecho una buena amiga de la familia."

2 comentarios:

cerillasGaribaldi dijo...

¿Se acabó?

tesa arranz dijo...

jean donde estas? te echo de menos . tesa. Espero el ejemplar y si te pintas los labios, me lo besas.