miércoles, 14 de mayo de 2008

La Vuelta de S

Pau ya marcaba el ritmo de los primeros guiones escritos por mi, con el ta-ta-ta-pa-pa, ya encendía la chispa al compás de la maquina de escribir "Olivetti", yo que era un virginiano en eso de escribir guiones para obrillas de teatro o cortometrajes que nunca habían salido a la luz, y Pau complice y tranquilo me inspiraba para escribir la siguiente pagina como si inventase una canción, salían como churros y me estaba enamorando lentamente de la literatura.
los ochenta desaparecían, y yo estaba a punto de cumplir los 29, y también se iban a cumplir los diez años de la muerte de John Lennon.
Una mañana suave con un sol radiante, apareció algo extraño en mis ojos, un cartel de teatro en la que salía ua chica que me sonaba bastante, ¡oh si, Smile! cuanto tiempo había pasado, bastante, decidí ir a verla al teatro.
La obra de tearo había acabado, era sobre un chico con problemas de alcohol allá por los años 50, que acababa muerto en un bar tras un coma etílico, tras consumir de forma consecutiva doce vodkas.

J- ¡Smile!
S- Nos conocemos...
Pensé que ya se había olvidado, claro que habían pasado muchos años, unos siete...no recuerdo bien
J- si... te acuerdas, Rock Ola.
S- oh, joder! claro que me acuerdo, que tal, espera un momento....un momento...vamos a tomar algo
Se la veía nerviosa, ilusionada, desitinta.
S- Cuentame, pero antes, por favor llevame a algun café necesito tomar algo, la obra me ha dejado rota.
J- que quieres que te cuente-
S- oyes, que te parece si quedamos con Pau.
J- no va a poder ser, esta muy ... lejos.
S- está de viaje, que pena.
J- No es eso concretamente.
S- ¿Entónces?
J- Pau se fue hace seis años, hacia la tempestad, lejos, el higado y su corazón no aguantaron tanta presión, murió de una sobredosis
S- no!
J- lo siento, fue así
S- no me tenía que haber ido, pero mi familia...
J- no te tienes que discupar, murió, ya está, cuentame otra cosa
S- bueno... vivo con un sueco en Barcelona, es profesor de clarinete, y muy majo, rubio, ojos negros, es guapo, y muy buena persona, pero es solo mi compañero de piso, y a veces de momentos intensos, y ¿tu?
J- bueno, tuve un hijo con una chica llamada Laura, le llamé Pau
S- ¡oh que bonito!
J- si, ahora empieza preescolar, y se parece a mi, si le vieras, mira tengo una foto
S- es guapisimo, tio.
J- Ahora trabajo en televisión española, me va bien, bastante bien en la redacción
S- veo que te va genial, y yo que te iba preguntar por la holandesa de aquella noche
J- anda, pues ni idea, fue un poco fugaz.
S- te invito a Barcelona, cuando quieras venir, vente, traete a Laura y a Pau.
J- me tengo que ir, tengo que madrugar, mañana llevaré a Pau al cole, y Laura me estará esperando.
S- Si, ha sido un placer volver a verte
J- sip, cuando vuelvas, ve al San Joan en Sabadell, allí esta Pau enterrado
S- no me gusta ir a los cementerios, lo tendré a él en mente toda mi vida.
J- cuidate, y sonríe como siempre
S- Adios Jean, cuidate mucho.

2 comentarios:

cerillasGaribaldi dijo...

Hola:
En un ratillo que despisté me he leído la vida de Jean que llevas escrita. Lo he tenido que hacer del tirón, no podía parar.

Alucino con tu capacidad de traslocarte en el tiempo y en el espacio.

He visto muchas cosas que parecían calcadas de mi memoria, lo cual me dice que mi pasado es más vulgar de lo que creía. En cualquier caso, sería incapaz de "acordarme" con el detalle que tú le imprimes.

En fin, que espero más....quizás has madurado demasiado pronto a Jean. Seguro que puedes darle más vidilla, o a lo mejor, trazar su futuro...
Ignacio

tesa arranz dijo...

A mí me ocurre lo mismo. Es una vida ilustrada, que te deja enmonado hasta el día siguiente.
TESA BESOS